miércoles, 21 de noviembre de 2012

Reafirmando con lo escrito

Las necesidades de comunicarnos los unos con los otros, nos ha llevado a fabricar sistemas de expresión complejos y alternativos, capaces de ser captados desde la imagen, el olfato, el oído...todos los sentidos están invadidos por cantidades ingentes de estímulos, que desean tomar nuestra atención y enviarnos un mensaje concreto.

Para el ser que desea comunicarse consigo mismo, escribir es una recomendable tarea, como medio de autoconocimento o como medio de evasión. Un espacio donde se sopesa de manera sincera y directa sobre uno mismo.A mi modesto entender también es un ejercicio que ayuda a las personas a ser mejores, ayuda a considerar la existencia con un objetivo progresivo, cuyo límite solo impondrá la muerte, cual elemento irrebasable e ineludible.
 Pues no otra razón encuentro más oportuna para dar un sentido a la vida, sino la autosuperación; lograr dentro de nuestro fuero interno, alcanzar y encauzar el devenir mismo. Hay que decir por otra parte, que esto viene intrínsecamente dado en la supervivencia propiamente dicha, pues el día a día nos impone renovados retos a los que enfrentarse.....

Un reto. Eso mismo supone para mi, e imagino que para cualquiera que disfrute escribiendo; cuando abro un documento en blanco, y algo en el estómago empieza a cocerse, intuyendo el viaje que pretende dar el pensamiento, para finalmente obtener unas líneas, si el viento sopla a favor. O para que todo termine en un simulacro sin relevancias; de algo que se quiso decir y que no pudo ser entregado. La lucha, por recalcar fielmente lo que el pensamiento nos infunde, es una motivación, que despierta la necesidad de aprender y por ende de prosperar, en herramientas y recursos, que faciliten y agilicen los procesos para llegar a ello.

Bueno, yo no soy nadie para sentar cátedra, evidentemente soy un ratón perdido en la blogosfera que siempre ha estado tentado, de hacer pinitos .....diré literarios ( aunque la palabra suene demasiado grande y solemne) Ejem, los pinitos los dejaremos en bonsais, o en cactus de fácil cultivo. Lo único que trato de reflexionar es que escribir en definitiva, me ha servido para querer ser mejor y para recuperar ilusión y energía. Evidentemente antes de, estuvo el haber leído pocos libros, que procuraron, esa sintonína que de fondo medita y quiere expresar tan perfectamente como lo que se lee.

Eso sí, aunque no sea nadie para hacer ningún estudio sobre las razones, que nos llevan a teclear para contar algo, sí puedo venir al blog a contar, que me gustaría expresarme de una forma más espontánea, de una forma más libre. Quiero identificarme con las frases, con las palabras que salen de mis manos. Estoy en la búsqueda, de esa actitud que recompense, la improvisación del momento oportuno para dejar correr la imaginación. Una actitud que no se atemorice por el agotamiento ni por la precariedad que pueda rodearle. Frescura, personalidad,duende y de algún modo irreflexivamente, impulsivamente, fluídamente-----------

Puede que esto, sea sólo la primera piedra.

2 comentarios:

  1. Todos estamos en una búsqueda contínua de esa voz de la que hablas. Espero que encuentres tu principio.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafa, igualmente te deseo lo mismo en esa aventura de escribir. Salud!

      Eliminar

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...