martes, 4 de junio de 2013

búsquedas

Y el torrente de palabras quedaba acordonado, por una precisa frontera, que las convertía en inasibles. Pero el mar al que se entregaban, se estremecía y temblaba con el trigo de las mismas; retumbaba en los adentros en una sinfónica asimetría, turbando el conocimiento, empujándolo hacia la simplicidad y la coherencia.

Vivir en la poesía seccionaba en cierto modo, una capacidad más fluida de importunar a los espejos; sin embargo, era una herramienta que devolvía la esperanza de regresar a experimentar el anhelo, en el sueño, en la locura propia e inherente del vivir.

Abriendo compuertas, desmidiendo las raíles y los circuitos, entendía que en la escritura era una especie de nihilista anárquico que renunciaba a los convencionalismos, para abandonarme lo antes posible, a la hoguera propia.

 
 

4 comentarios:

  1. Siempre he envidado a la gente que tenéis esta suma facilidad para expresaros por medio de la escritura. Con este don yo creo que no se hace, sino que se nace como los buenos toreros. Aunque por supuesto con la práctica y experiencia se depura y mejora

    Abrazos Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno me parece un halago que no sé si merezco Rafa, decir que mi persona tiene un don para escribir...eso es decir mucho de mi. Sin embargo no negaré que disfruto escribiendo y siento que soy capaz de grandes cosas.....pero que en última instancia sólo quedan en livianos acercamientos, en ínfimos intentos. Por otra parte cuando leo lo que escribo que tengo muchas lagunas y que me falta definición, soltura, naturalidad, y una larga lista de elementos que me gustaría formase parte, fuese ingrediente del plato que se sirve en la cuerda del equilibrista.....Ese espíritu de mejora es el único camino para reforzar nuestras capacidades. Me complace, como siempre tu visita e impronta. Gracias por estar ahí, un abrazo

      Eliminar
  2. No dejar que el espejo gana la partida.
    Cuando el espejo ofende nosotros ya no estamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lucha constante por la renovación, en una comedia ligera.... Gracias por la visita Toro.

      Eliminar

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...