viernes, 16 de mayo de 2014

Insultos en la red y terrorismo de estado.

La que se ha montado después de la muerte de la diputada asesinada por una misma afiliada y simpátizante del propio partido ha sido monumental, cuando se intentaba hacer creer a la ciudadanía que el asesinato en buena parte había sido producto de el clima tenso, que entre las personas que pisamos el territorio España hemos creado en contra de la clase política. Afortunadamente, y para liberarnos del mochuelo que esta banda de energúmenos quería hacernos cargar al pueblo, al modo Fuente Ovejuna, la investigación policial ha sido tan fácil como ir a cagar después de un café bien cargado, y en dos días, ya todo el mundo sabía que el móvil del crimen, no había sido otra que el encono y el rencor de la asesina, a la asesinada, por historias de desencuentros entre ambas en el pasado. Amén.

Después de eso, y siendo la repercusión del suceso, mínima; no habiendo dado el oportuno juego de abanderar la muerte como pago de la penitencia que supone al gobierno liderar España en contra de alguna banda organizada, les ha sabido a poco y se han ido a internet para indignarse y sacar un poco más de filo, poniendo como cabeza de turco a varios chavales, seguramente en desempleo que han volcado su ira, instigando a la muerte de algunos mandatarios más, representantes de sí mismos (porque del estado no lo son), y que han sido objeto de comentarios de todo tipo, que ahora estudian si son inconstitucionales, o si representan un delito.

Una vez más la hipocresía es generosa; queriendo llevar al talego a unos chavales, que en acto de impotencia y desconsuelo, lanzan alaridos en la red; desembarazándose así de la pesada carga que resulta, que la sociedad no te necesita ni tiene oportunidades para él. Mientras, una larga lista de imputados en casos de corrupción en el propio gobierno, campean a sus anchas (sin ser ni siquiera destituidos de sus empleos), como si estuvieran en su propio paraíso legal, como si fueran semidioses, exentos de tener ninguna responsabilidad ante nadie, a pesar de haberse llevado unos pocos de milloncejos de las arcas públicas, mientras la gente afuera aguarda en la cola esperando una bolsa de comida....porque ya no les alcanza ni para eso. Esto mismo, debería poder ser denunciado como delito, y cualquiera que lea la constitución verá que es así.

Hoy en Toledo, los diputados del pp se levantaron de sus escaños, ante la exposición que un ciudadano con una hija enferma de cáncer, a la que no puede pagar su tratamiento (y en nombre de otros padres), quería hacer. Este acto, debería como mínimo costarle el puesto a todo el que abandonó,  por supuesto que es un delito mucho más grave, que unos insultos en las redes sociales.  Luego que me cuenten qué sentirían, estando en la piel de ese padre;dentro de mi un volcán asesino (  eso que no mato ni hormigas). Instinto básico, supongo que dentro de cualquier padre existirá, mucho más cuando la lucha es a vida o muerte, por la curación de su hija. Una vez más, demuestran lo degenerado y esperpéntico de la clase gobernante,  que se olvidan por completo de su cometido, y actúan  al margén de lo ético, de lo humano, de lo legal....; actitudes únicamente catalogables como terrorismo de estado.

A mi la muerte de la diputada diré que ni me alegra ni me entristece, no la conocía en absoluto, aunque sí diré que la pertenencia a ese grupo político, me hace tener no demasiado interés en saber de su persona. Pero  entiendo, que pueda haber personas afectadas, por algún suceso en relación a la finada, que les haya perjudicado, y que su odio sea suficiente para alegrarse de lo ocurrido.... El mundo está bastante corrompido, la desesperación de las familias es cada vez mayor, y es de humanos en este clima de indefensión y de perdida de derechos, (que cada día se consolida más) cagarse en la puta madre que parió a más de uno y ya de paso en ese uno que tanto lo merece, eso como mínimo. Quiere decir esto que lo siguiente es matar a alguien, pues no. Pero por momentos es raro que no haya una explosión irrefrenable, ante todo lo que estamos tragando, bajo el mandato de este gobierno, al que incomprensiblemente algunas voces aún defienden.


 

3 comentarios:

  1. Sea de donde venga la violencia es repudiable. Para que seamos naciones hermanas, ese es uno de los más grandes misiones que tenemos; aprender de estas cosas. No es fácil.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ten cuidado, Luis, con decir algo que se pase de lo políticamente correcto, que te cierran el blog...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que la política descanse en paz, que en vida fijo que a más de uno no dejó descansar.

    Saludos Luis.

    ResponderEliminar

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...