miércoles, 20 de agosto de 2014

Crisis imparcial



La gente me pregunta
si he encontrado trabajo..

Yo, desde mis desgastados pantalones,
posado en mi desaparecidas chanclas,
vistiendo un obligado estilo vintage
les miro diciéndolo todo;

y aunque hiervo por dentro,
amenazando por fuera
con acometer algún atraco,
sonrío a la mezquindad del prójimo

que pregunta por pasar el tiempo
o por tener comidilla de primera mano;
luego están los morbosos que paladean
cualquier imaginada mierda ajena.

La gente pregunta cómo sobrevivo a la barbarie...
y yo me pregunto cómo sobreviven los demás;
moribundos en sus pobres rutinas de cajeros,
reponedores, charcuteros, oficisnistas, repartidores,
fontaneros, agentes comerciales, pizzeros...

Esclavitos o  yonkis del dinero
se pasan la vida entera
como si al final hubiera más.

Ahora sí  en este preciso momento....
yo vendería mi alma en contrato temporal,
al primer diablo que me arrojase unas monedas
por hacer un poco el orangután.

La gente me ve hurgando en las basuras
y me preguntan...
si es que no he encontrado trabajo

No hace falta ser un lince, ni un lumbreras,
si observaran antes que su lengua hablase...
se ahorraría en el planeta no poca saliva
y no pocas innecesarias respuestas.

No se me ocurre nada que decir para exterminar
círculos viciosos,
pescadillas con su propia cola en boca,
nada se me hubiere ocurrido
de no ser por Cortázar, por Oliverira, por Horacio,
que pudo hallar un arma para esquivar
la nauseabunda somnolencia donde se sumerjen los días.

Navegar en el absurdo y trastocar,
la mecánica oxidada del vivir por vivir
sin volverse loco.

También le debe algo este pseudopoema a Bukowski
aunque suene mal que yo lo diga.

4 comentarios:

  1. Ni tú, ni yo, ni más de cinco millones de parados encontramos trabajo, esto no tiene solución, creo que habrá que emigrar de España, sino nos moriremos de hambre a no ser que hurguemos entre las basuras para poder encontrar una rata y comérnosla. Terriblemente dramático.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Bukowski te pregunta
    cuándo le vas a pagar lo que le debes:
    al alcohol le han subido los impuestos.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  3. Bukowski hubiera arrojado unas botellas vacías a la cabeza de los preguntones y después los habría empujado por las escaleras.
    Es lo que se merecen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi no me suena nada mal, nada de lo que dices tú.
    Besos.

    ResponderEliminar

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...