miércoles, 6 de agosto de 2014

Retoño de las profundidades


"Divisas, retoño de las profundidades,

encendidos, profusamente lo colores,

el mundo de tus alrededores

con desoxidante y cristalino sentido.


Rozas, retoño de las infinitudes,

espejos rotos de inhábil reconstrucción;

quebrados de cotidiana senectud

provistos de una savia herida.


Pero tú, te levantas, retoño de lo humano,

te levantas, dejando proscritas

todas las señales que conviven marcando un límite,

traspasando el duelo continuado de las frustraciones.


Vienes hermoso, y nervioso retoño,

en inercia de reluciente meteorito,

y tus anhelos cósmicos regresan

de un cielo inextricable y extenso."




 

3 comentarios:

  1. inextrincable cielo...
    Lo leeré otra vez.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Creo que ese retoño debe crecer, Un abrazo para ti.
    Feliz semana, :)

    Muy llena de vida , esta poesía.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Espejos rotos, quebrados, heridos.

    Muy sentido tu texto.

    Un beso.

    ResponderEliminar

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...