martes, 2 de diciembre de 2014

Así se fue el día


Así se fue el día
desparejo, abyecto, insumiso,
criticando mi falta de apego
mi ausente valentía
mi consumado fallo.

Se iba con el puño alzado,
se iba porque había malgastado
sus extintas horas, veinticuatro.

Yo le prometía;
promesas que jamás cumpliría
de la política lo aprendía:
que una promesa el perdón dispensaría.

Así se fue el día
que a ningún lugar me guiaría,
encajado en el homogéneo manicomio
de no saber ni que aquel día se iría....
y no volvería más, jamás,
tan vasta era la ofensa
que en mi se debatía.

Buscaré en el mañana
la puerta que por algún lugar
se abría.


2 comentarios:

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...