martes, 24 de febrero de 2015

Traga luz


La luz que te ciega
la digieres en tu cuerpo
y te electrificas
y te pone pletórico
comer luz
tragaluz,
hágase la luz
gusiluz
apaga la luz.

Haré que todas sean tenues,
desradicalizaré las directas,
propondré mallas, colores, inciensos,
y no dejaré que te quemes
que esnifes esa pulpa de plata
por la que flaqueas y debilitas,
mientras palpitas acelerando
los biorritmos del mundo.

Soy un héroe, un salvador, un rebelde,
para acudir a la intervención
de filtrar el ruido lumínico
que tanto afectan a las poblaciones
de luciérnagas bioluminiscentes.

5 comentarios:

  1. Me ha encantado, es original, delicada. Me gusta mucho.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha magia y chispa para escribir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo paso de ellas.
    Hace mucho que no vienen a verme.
    Me asomaba por las noches para verlas y jamás estaban.
    Que les den.

    ResponderEliminar
  4. ..solo las veo cuando voy a la sierra..............y realmente son espectaculares.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Te invito a leer mi novela auto-publicada, La maldad nunca duerme. Día a día, capítulo a capítulo, sígueme por http://lamaldadnuncaduerme.blogspot.com/

    ResponderEliminar

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...