martes, 10 de marzo de 2015

casa de reserva o una deuda eterna


...el tráfico trágico
que soportan mis neuronas,
no debiera soportarlo
ninguna persona.
Los fabricantes de silenciadores
deberían multiplicarse
cual se multiplican los insectos;
y que fueran guardianes prodigiosos
anticorrupción sonora
antiruidos silenciosos.

El trágico tráfico
que yo percibo,
lo maman drásticamente
bajo sus balcones
humildes y mudos
alientos supervivientes.
La sordera es
en muchos casos
una fiable salida
cuando no se tiene
una casa de reserva.

El trágico tráfico
acumula una deuda
con la paz
con la serenidad
que nunca podrá pagar,
por más que le concedan
una reestructuración de la misma.

3 comentarios:

  1. A muchos les vendría muy bien leer esta magnifica entrada, sobre todo a políticos.

    Abrazo Luis.

    ResponderEliminar
  2. Dificil a veces parar la mente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. .....si encuentras el remedio........pasame la receta.

    Besos.

    ResponderEliminar

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...