miércoles, 18 de julio de 2012

Seguimos mirando Islandia

Facebook en determinadas ocasiones me sirve para informarme de las noticias más importantes de la actualidad y ponerme así de esta manera en el centro de el maremagnum que supone cada día en el planeta. Afortunadamente mis amigos, de manera solidaria, despliegan sus capacidades, su inquietud, su incertidumbre a modo informativo, de una manera visceral e inapelable, para que quede patente nuestra postura frente a las situaciones de la realidad presente de la que formamos parte.

Desde hace tiempo que recibo informaciones variadas, por ese proceso de crisis que han enfrentado recientemente, y que ahora parecen alejarse a pasos seguros de esos malditos años. Su secreto a voces ha sido encarcelar a los políticos y banqueros corruptos, desde entonces su economía fructifica, implosiona, ante la vulnerabilidad de la economía propia y la de vecinos como Italia, Portugal, Irlanda, Grecia......Es curioso que sin ser catedrático en economía, ni un erudito de ciencias políticas, yo, como muchos ciudadanos, hayamos llegado ya a esa conclusión que le ha permitido a Islandia, desembarazarse de la crisis. Mi posición, mi envidia hacia Islandia viene concedida evidentemente, por la sólida convicción de que si eso ocurriera aqui, nos iría mucho mejor. Y que los políticos, y todos los que defienden sus posiciones, son el cáncer de nuestro pueblo, y de nuestro futuro.

En una emisión de radio 3, se intentó profundizar un poco en ese fenómeno que se está conviertiendo en ejemplo y guía para los pueblos, que no vemos ninguna garantía de que esto mejore en manos de quien estamos. Se hizo mención a su menor población para poder lograr un consenso mayor, y lograr así destruir un estado mafioso y terrorista que a través de su dictadura económica, había conducido a la ruina a su nación. Por esto yo siempre he defendido el estado de las autonomías, y la capacidad de autogestión. Los pueblos que quieren ser independientes, quieren ser los protagonistas de sus decisiones, no cómo en esta Europa impuesta; sólo somos ínfimas marionetas, de los mercados y las grandes corporaciones. Sin personalidad, sin caracter, sin ninguna capacidad de cambiar nada.

Islandia sigue dando el cante, creciendo sin haber rescatado a la banca, y lo está haciendo sobre las estadísticas, sobre los numeros, sobre la economía sin parásitos, ni delincuentes con corbata.
http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/hp_10julio12_800000/economia/noticias/4029991/06/12/Islandia-crece-al-ritmo-mas-rapido-desde-el-colapso-de-su-sistema-financiero.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No me parece normal

No me parece normal que pase tanto tiempo sin que pueda tener el hueco para dedicarme un poquito a mi. No me parece normal que Donald Trum...